<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07510380788\46blogName\75::+La+petite+merde+::+\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://lapetitemerde.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_CO\46v\0752\46homepageUrl\75http://lapetitemerde.blogspot.com/\46vt\0752845039719133619004', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Registro
100% Boñiga

:: La petite merde ::

2005/01/30

[Txt / La Merde] Culos y neuronas


Una visión no tan romántica pero efectiva del amor, suponiendo que éste o esto tuviera cabida en nuestras vidas, se podría dar de la siguiente manera: “El amor es directamente proporcional al culo de la mujer e inversamente proporcional a la inteligencia de la misma”. Realmente funciona. Las mujeres con culo grande, microcefálicas o con enanismo intelectual normalmente son portadoras y transmisoras del placer supremo, aquel que llena de vibración la vida del hombre. Ésta es unidireccional, pero a ellas no les importa, y saben por que? Porque no se dan cuenta… no están programadas para entender. Es la perfección hecha culo, un canto celestial.

Culos y neuronas es el título de un profundo estudio de la relación sexo / inteligencia (o indigencia) en nuestras mujeres pereiranas efectuado por el prestigioso especialista La Merde, en el cual concluye que el fenómeno cada vez se acrecienta más en las personas jóvenes, en las generaciones emergentes y parece evolucionar rápidamente con el paso del tiempo. Esto justifica casi cualquier tipo de afirmación hecha en contra de las buenas maneras de las mujeres criollas y, nosotros los hombres podemos confirmarlo de una forma simple.

Usted, joven no tan apuesto, casi horrible (mutante), lo invito para que venga a Pereira, alquile en Hertz un Mazda 323 o mejor, le pida prestado a un pariente o amigo su Renault 4 Plus color beige; se echa al bolsillo unos pesólares y se va sin lavarse los dientes para una discoteca gay en plan de pesca. Seguramente encontrará mujeres buenísimas bailando con hombres y con otras mujeres buenísimas, babeándose y chupando Club Colombia o coctelillos caseros. Simplemente apúntele con el dedo al culo más grande (el de una mujer, obviamente) y vaya por él. Tómelo por la cintura y mírelo fijamente a los ojos, asegúrese de que su halitosis le empañe la cara y saque de su bolsillo el llavero de la habitación del Hotel El Lago. Inmediatamente salga del recinto. Ella lo seguirá de forma mecánica. ¿Por qué? Es simple, porque la mezcla da como resultado un coctel Molotov, es explosivo y al culo le encanta. Dígale cualquier cosa bonita, hasta puede leerle algún mensaje de las vallas publicitarias que inundan la ciudad, llévelo a donde quiera y haga sólo lo que le permita (normalmente es lo que a usted le de la gana), pero hágalo pronto porque de otra forma el culo se lo tragará de un solo mordisco.

Si lo que usted está buscando es compañía, un culo es mejor que un French Poodle rosado. Pero pilas porque en la mañana, el culo ya querrá casarse y tener hijos con usted. Ahí es donde podríamos decir que llega el amor, porque como el culo tiene una memoria de aproximadamente 5 a 10 segundos, usted podrá decirle casi cualquier barrabasada durante los 50 años que lleguen a estar juntos y ella lo entenderá como se le diga y luego Plop! La idea desaparecerá. A mayor culo, menor inteligencia y a menor inteligencia, mayor felicidad para ambos.

Por eso, vengan a Pereira… el culo es un destino turístico que no puede dejar de conocer!
2005/01/29

[Txt / La Merde] Aproximación al Iguazambo

Según Wikipedia, Zambo “es la persona que tiene arqueadas las piernas hacia afuera, con las rodillas más separadas que los pies”, también “es el término utilizado para designar al individuo nacido del mestizaje de negro o negra con amerindio o amerindia”. El Zambo, a nivel Colombia, ha traspasado la frontera de las anteriores definiciones y prácticamente se ha convertido en un símbolo patrio, al igual que el escudo y la bandera. El Zambo, con el paso del tiempo, ha visto la necesidad de evolucionar, y lo ha hecho a su manera. El cambiante mundo actual ha demandado un Zambo moderno, con una nueva visión y percepción del entorno, con mejores herramientas para su interacción en la sociedad y con sus congéneres, intelectualmente más prestante y agudo. De esta forma, nace el Iguazambo (Especie netamente Colombiana), ser superior, aristócrata de la baba y el moco, capaz de traspasar las fronteras de la estupidez como lo haría un Ferrari a un SIMCA, dotado de una asombrosa capacidad de reproducción tal como los conejos pero mejorada ya que se basa en la ignorancia y no exclusivamente en el instinto.

El Iguazambo (Estupidus Colombianis) es la expresión misma de la colombianidad, es el 100% criollo, más que la papa criolla; es más típico que un sombrero aguadeño, que una chiva, o que una puta pereirana; es amorfo, es tarado, es guache, es ignorante, es oportunista, es torpe, es pintoresco, … ES TAN NUESTRO!.

Si usted, que está leyendo este texto, se siente identificado con esta descripción, no se asuste ya que es muy probable que lleve al Iguazambo enclavado en lo más profundo de sus genes. Si quiere aclarar sus dudas, simplemente vaya donde el pariente más anciano y pregúntele si dentro de la historia familiar hubo alguna orgía donde participaron indios, negros, españoles, bueyes, burras y uno que otro gato. Si la respuesta es positiva…. Felicitaciones… es usted un Iguazambo.
2005/01/27

[Merde] Certificación ISO Telefónica de Pereira

Como todos los pereiranos saben, ésta empresa es un emblema de la ciudad (Pereira -Risaralda - Colombia). La forma como atienden al cliente es muy particular y de ésto dan fe los usuarios de sus servicios. La Telefónica de Pereira posee diversos canales de comunicación a través de los cuales buscan satisfacer las necesidades de los clientes de la mejor manera. Si usted es uno de ellos, puede entrar a la siguiente dirección http://www.etp.com.co/web/pqr.htm y hacer una solicitud para que vea la velocidad de respuesta. Es muy probable que existan pocas empresas con un nivel de eficiencia similar, no solo en Colombia sino en el mundo. Realmente impresionante. La ISO la lograron de una forma muy Justa!

2005/01/25

[Txt] Que mierda, aun no tengo logo!

Que mierda, aún no tengo logo para LA PETITE MERDE. Se que es casi una payasada, un irrespeto con nuestros fieles seguidores, salir con un blog a la web y no tener una imagen que identifique un emprendimiento serio y bien planeado como éste. Aunque, viéndolo bien, quien carajos puede estar interesado en tocar la puerta, si esto es una mierda? : Conde, Felipe, Macacus, Juan Pablo, La Guama, La Chipi, Claudia, las Carolinas, Jair, Jujo, Faber, Sandra Morales, Vicky la tetipeluda, Cacerolo, Jeison, Cabezadetomate, Martín, Truji, Chamizo, Elider, Carlos Vieira, Carlos E, Doña Pancha y Doña Amanda, la mamá de un amigo que está buenísima, El Santos, Doodie, las mozas, los maricas, las ninfómanas, los políticos, las novias represivas (putas frustradas), los cantantes de vallenato y reggaeton, los rabanitos y publicistas, los zoofílicos, necrofílicos y sacerdotes, los taxistas y choferes de buseta, los que se broncean y echan nado en La Corporación, los negros limpios (ja! como si existieran), los meseros borrachos y empleados oficiales, los encargados de atención al cliente en la Telefónica, sus hijos reconocidos y los que no (Aquellos a quienes envían a limpiar vidrios en los semáforos de la ciudad) ... la crema y nata de la sociedad Pereirana, mis entrañables amigos y no tan amigos, ellos, LA PETITE MERDE.