<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10380788\x26blogName\x3d::+La+petite+merde+::+\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lapetitemerde.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CO\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lapetitemerde.blogspot.com/\x26vt\x3d2845039719133619004', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Registro
100% Boñiga

:: La petite merde ::

2005/02/14

[Txt / Le pain] Simpatía por el Nacionalismo

Colombia está de moda, mi vida es Colombia, vive Colombia, todo por Colombia. Inmersos estamos en una avalancha propagandística que incluye desde pulseritas tricolores y diseñadoras de modas que salen en José Gabriel, hasta versiones edulcoradas de estrofas impopulares del himno nacional. El Estado y las grandes agencias de publicidad presentan al público en forma sugestiva la hasta hace poco aburridísima y sosa idiosincrasia colombiana: Ese triste dinosaurio que apenas conseguía ser despertado por un partido ganado por la selección de fútbol —evento de considerable salvajismo que normalmente cobraba varias víctimas y que en últimas servía para satisfacer la "necesidad de identidad" de muchos colombianos— ahora muy juvenil y cool, nada dinosaurio, nada dormido, se viste como Darth Vader antimotines y vende sombreros vueltiaos en centros comerciales de estrato 6. Toda esta onda actitudinal, que contribuye a generar notoria cohesión política y grandes legitimidad y popularidad del régimen, deriva sin embargo hacia una dirección horrenda.
Tanto la seductora publicidad patriótica como las invitaciones a enfrentar con vehemencia la actitud guerrerista de Chaves son fenómenos que se apoyan y alimentan a la vez el surgimiento de este exaltado (estas son palabras terribles) sentimiento nacionalista colombiano. Esta conducta resulta apenas natural a la luz de las positivas expectativas que en cuanto a seguridad y materia económica brinda ahora la institucionalidad; y si bien puede resultar aceptable desde la perspectiva del incremento de la productividad que le es inherente, no es posible negar que su desarrollo dentro de la sociedad entraña toda suerte de potencialidades terroríficas. La historia da cuenta con largueza de que estos auges patrióticos son coevolutivos con las más temibles escaladas militaristas, con los más inolvidables movimientos xenofóbicos, y con la consistente supresión de las libertades individuales en nombre de la bandera como para configurar otra vez en la práctica el paranoico estado orwelliano.
Son muchos los abusos que pueden ser cometidos en nombre de la patria. Los resentimientos personales escudados detrás de la causa fanática adquieren una legitimidad que anula mágicamente la estupidez que los motiva, en este sentido el clima de las ideas que compartimos es el caldo de cultivo perfecto para la intolerancia, para la rigidez mental, para ver en las diferencias motivos de orgullo y de superioridad, para experimentar por cuenta de lo antedicho las necesidades de excluir, de separar, de señalar un enemigo: cualquier distinción actúa como una pieza decente para esta elaborada palingenesia de odio programado. Ojo pelao.
====================================================
Agradecemos a LE PAIN por compartir éste texto con La Petite Merde
100% criollo - 100% criollo - 100% criollo - 100% criollo - 100% criollo
Certificado GuIso9000 de 2005 - Certifica La Petite Merde ====================================================

Anonymous La Spantahombres said...

Respetadìsimo señor Le Pain:

Permitame este atrevimiento de felicitarlo muy efusivamente por sus tan sensatos y sarcàsticos escritos, comulgo interior y exteriormente con sus célebres anàlisis sobre su visiòn de la vida en esta pequeña aldea medieval llamada Pereira.

Siempre suya "La Espantahombres"  

Anonymous Anónimo said...

La Petite Merde tiene su encanto… pero a veces no tanto… se vuelve la repetición de la repetidera con tanta verga, coño y culo (mentalidad, sin duda, típicamente pereirana). Por eso a veces se extraña a Le Pain… ayuda a que esto se vuelva menos monotemático. Qué lastima que Le Pain no escriba con más frecuencia… Traería menos lectores “pereiranos” a la Petite Merde…  

Publicar un comentario